Ciudadana del mundo, nacida en Uruguay, país pequeño de grandes corazones, rica carne y bonitas playas. Desde hace varios años transito tierras españolas, la sierra madrileña y ahora Valencia, cerca del mar. Mujer viva, dulce pero con carácter, luchadora y leal. Amante de la vida y aprendiza incansable. Luminosa en su Ser. Imagen: Salto(Uruguay)

¡¡¡ Bienvenidos corazones !!!

Si transitas este espacio, deseo que disfrutes del contenido de mi Blog y que este trocito de mi mundo nos ayude a sentirnos más cercanos y a compartir el hilo de la vida. De corazón a corazón, Patty.

Puede que a veces parezca ausente, pero aunque no veas las palabras mi esencia está allí y mi Ser te recibe con amor.

Los escritos son de mi autoría y las imágenes propias o prestadas de la red.

12 de octubre de 2012

12 de octubre, América ya estaba descubierta. La historia siempre la cuentan los vencedores...


Tiembla la piel
en la otra orilla
bajo el filo del acero
que invade la luz y el viento,
una ambición desmedida
que desviste un continente,
sin tregua, sin aliento.

Índigena despojado
de libertad, de tierras,
de dignidad, de cielo.
Reciclado
en una sociedad ajena
que desafía a los dioses
y enseña a rugir a la Naturaleza.

Y llora en su idioma
de neblina y de fuego,
plumas, cánticos,
danzas de Universo.
Mueren las quenas
y ceremonias,
los sabios viejos
cierran sus ojos
despojados
de identidad, de ancestros.

Pueblo que sucumbe
en la tristeza.
Selvas que siguen sufriendo
la conquista salvaje
de los poderosos,
antes en nombre de Dios
y hoy en nombre del progreso.
Iniquidad de un capitalismo
que ahoga memorias.

Una condena en vida
de los sobrevivientes,
negadas sus costumbres,
sin reconocimiento,
ajenos a todo
y dueños de nada
mientras
se les escapa el agua
de entre sus dedos,
sin el mínimo derecho de Ser.

Vivir exiliados
en su propia tierra,
invadidos, muertos
o exibidos en el mundo
de los blancos,
Vaimacá Perú, Senaqué,
Tacuabé, y Guyunusa
Una América desangrada
¿Dónde está la civilización?
¿Hay algo qué festejar?

7 de octubre de 2012

Agradecimiento


Hoy también me levanté cosechando, como casi todos los días.
Será porque me detengo en lo pequeño cuando me siento libélula.
Siempre me encuentro algún regalo del Universo, alguna sonrisa, alguna mano tendida, un abrazo o un corazón receptor. Por supuesto que en mi cielo también pasa alguna que otra nube o se desata alguna tormenta, pero siempre sale el sol, siempre los claros predominan.
Y estoy agradecida por tener lo que tengo, por ser libre, por tener un techo y alimentos, por ser leal a mis principios, por tener la capacidad de ver en colores, de oler, de acariciar, saborearlo todo, escuchar además de oir, por mi familia y mis amigos, por tener muchas patrias, por la música, porque mi horizonte se mueve cuando camino, porque todo cambia, por respirar, por anidar en tu recuerdo, por despertarte de tu sueño, por recordarte a menudo, por la relatividad del tiempo y el espacio, por la lluvia y la magia de la luna, por tu silencio, por la brisa que refresca, por tener ventanas a la vida, por encontrarme cuando me pierdo, por mi compañía, por escribir y que otros escriban para mi, por encontrarme en tu mirada, por tener sueños, por sorprenderme, por levantarme cada día, por reir a menudo, por saberte del otro lado y de este, por el amor..., por tantas cosas doy las gracias que entierro la queja y la necesidad y celebro la vida.