Ciudadana del mundo, nacida en Uruguay, país pequeño de grandes corazones, rica carne y bonitas playas. Desde hace varios años transito tierras españolas, la sierra madrileña y ahora Valencia, cerca del mar. Mujer viva, dulce pero con carácter, luchadora y leal. Amante de la vida y aprendiza incansable. Luminosa en su Ser. Imagen: Salto(Uruguay)

¡¡¡ Bienvenidos corazones !!!

Si transitas este espacio, deseo que disfrutes del contenido de mi Blog y que este trocito de mi mundo nos ayude a sentirnos más cercanos y a compartir el hilo de la vida. De corazón a corazón, Patty.

Puede que a veces parezca ausente, pero aunque no veas las palabras mi esencia está allí y mi Ser te recibe con amor.

Los escritos son de mi autoría y las imágenes propias o prestadas de la red.

27 de noviembre de 2016

Con Alas...



Antes de que el silencio lo invada todo, 
antes de que el planeta deje de girar, 
me refugiaré 
en la comisura de tus labios. 
Allí, encogida para no interrumpir tu sueño, 
esperaré el justo momento 
para explorar tu boca. 
Me deslizaré suavemente por tu lengua, 
como la miel, 
sin dejar más que un rastro de dulzura. 
Luego descansaré en la curva de tu cuello 
esperando ese justo momento 
en que nuestras miradas den sentido a un nuevo día.

Sabes, son estas pequeñas cosas que hilamos a escondidas, 
el uno del otro, para sorprendernos, 
las que ponen alas a los momentos.


1 de noviembre de 2016

Agradecida




Agradecida.
Siempre agradecida 
de haber sido semilla 
y ser vientre, 
de navegar por tus olas 
cada vez que amanezco, 
de doblegar dragones 
para ir a mi encuentro. 
Rumbo y certeza, 
camino recto 
hacia un destino 
ya consagrado. 
Luz infinita
que arropa mis días
y en su regazo 
cubre mi faz de amapolas,
espanta jaurías,
desencadena sosiego
y me espera
respetando mi ritmo.
Sin condiciones
que nublen amores
abre mis ojos
y enciende mi aliento
para brisa de todos
en aparentes tempestades
y siniestras memorias.
Recordar desde la entraña
donde germinan los sueños
que toda nervadura lucha
por llevar vida en su cauce,
que tu mirada y la mía
se entralazan en arcoíris,
que amanece despacio
mientras suenan campanas
y resucitan los muertos
para abrirte las manos
y mostrarte el sendero
que conduce a tu alma.
Agradecida de solamente Ser
en el amor de reconocerme.


Otro Día de los Muertos






Llega un tiempo dedicado a los muertos. En distintos puntos cardinales, millones de personas en procesiones, ceremonias o mensajes, recuerdan a aquellos seres que han fallecido. Las floristerías, los bazares, los viveros, panaderías y chucherías celebran con entusiasmo la tradición del Día de los muertos.
Irónica Maya en la que estamos inmersos donde la tristeza y la alegría comparten causa según el lugar del prisma en el que te ubiques. Inclusive aquellos muertos abandonados durante el resto del año hoy son importantes.

La muerte crece en protagonismo, una gran fiesta comercial entorno a ella cobra vida. Y hasta los que nunca se atreven a nombrarla, estos días la tienen presente. Los disfraces de Haloween invaden los escaparates, las telarañas, calaveras y calabazas llenan los locales y casas. Ocultos tras los personajes, mayores y niños deambulan con apariencia de bruja, esqueleto, payaso diabólico, monstruo y máscaras. Más de uno canaliza su ira disimuladamente detrás de estos ropajes. El comercio y Don Dinero dirigen el cotarro.

En contraposición, en otras culturas, la muerte surje en el respeto que se merece como eslabón de la vida. Los rituales rinden homenaje al alma que descansa una vez abandona el cuerpo y las danzas tribales se suceden en contacto con la naturaleza y los elementos. Los Dioses invocados interceden ante las peticiones de paz para ese espíritu que ha partido a otra dimensión.

También son el silencio y recogimiento los elegidos para estos momentos entre aquellos que mantienen a salvo a sus muertos de cualquier publicidad.
Ellos prefieren reencontrarse en una cita interior con los amores que ya no están a su lado físicamente. Oran o hablan con ellos sin necesidad de nada más y la paz invade entonces sus corazones en esta comunión tan personal e íntima.Y el amor que es eterno, se manifiesta.

Cada cual es libre de elegir las formas en que ubicar este tan polémico contenido. Lo cierto es que la muerte, de una u otra forma, no deja a nadie indiferente.