El mundo de PatMel

¡¡¡ Bienvenidos corazones !!!

Deseo que disfrutes del contenido de este espacio, toma con cuidado sus curvas, atiende los silencios, respira profundamente y siente. Ojalá que este trocito de mi mundo nos ayude a acercarnos y así compartir el hilo de la vida. De corazón a corazón, Patty.

Puede que a veces parezca ausente, pero aunque no veas las palabras mi esencia está allí y mi Ser te recibe con Amor.

Los escritos son de mi autoría y las imágenes propias o prestadas de la red.

22 de septiembre de 2018

Modelándonos...



Maestros...

Creo que todos somos maestros. Algunos lo son en su profesión como docentes, otros son guías espirituales, en definitva podemos nombrar distintas maestrías significativas que aportan elementos valiosos a nuestra formación académica o personal a lo largo de nuestra vida. Escuchamos "maestro" y nuestra mente se traslada casi al instante a la época de la escuela; quizá en este aspecto sean las maestras de primaria las que nos marquen más profundamente, las de primer curso o jardín aunque también hemos tenido algún profesor cuya personalidad fue digno ejemplo en nuestra adolescencia para forjar nuestra personalidad o enfocar nuestra percepción del mundo.
Pero digo yo, ¿Entonces, no somos en realidad todos maestros?
Cada uno desde su experiencia vital constantemente transmite valores y conocimiento a sus seres queridos, a su entorno. Padres y madres emprendemos la labor intensa de "enseñar" a nuestros hijos todas esas herramientas que entendemos les serán de utilidad para enfrentarse al mundo. ¿Y nuestros hijos? ¿Nos son ellos a la vez grandes maestros que la vida nos pone en el camino para que no olvidemos nuestra esencia? Claro que sí, en ellos tenemos el constante ejemplo de la lógica y saber estar en el presente, nos amasan (si lo permitimos) y nos desintoxican volviéndonos más congruentes, anclándonos en el aquí y ahora.
Podemos aprender de todos los seres, aunque a veces no sea tan evidente.
Y si vamos más allá... ¿Qué pasa con esos seres a los que muchos confunden con simples mascotas, que nos cambian la vida y nos profesan un amor incondicional sin medida. O, ¿por qué no? La naturaleza toda que nos muestra en constante trabajo las maravillas de la vida, la evolución y nos introduce en el milagro.
Maestros... Sí, creo que lo somos todos de alguna manera. Y los buenos maestros son a la vez aprendices atentos, esponjas que captan el conocimiento. Ese conocimiento que nos da disernimiento, que nos hermana y que nos vuelve seres tolerantes, conectados con el Todo, en un abrazo universal, compartiendo esa vibración sanadora que predice la verdadera evolución.
Un Maestro me dijo hace algunos años: "Aprendemos lo que enseñamos"
Cuánta sabiduría, pensé. Practicarlo hizo que mi felicidad fuera algo inevitable.
Por eso practico y enseño el Amor, desde el Amor. La herramienta más poderosa del mundo, única alternativa de cambio.
Y así vamos modelándonos unos a otros, cada día, casi sin darnos cuenta, transformándonos constantemente y transmutando la energía. Crecemos y nos hacemos a nosotros mismos a la vez que influimos en nuestro entorno, sutilmente. Estamos en constante cambio, como todo lo que nos rodea. Ser conscientes de este fenómeno es fundamental para abrir nuestras mentes, gestionar nuestra mente de una manera saludable y relativizar "casi todo" de este tránsito ilusorio.
Porque en definitiva, estamos aquí para ser felices y todos los maestros que se cruzan en nuestro camino contribuyen a ello. Seamos agradecidos, humildes, receptivos y dejemos que la Maestría Universal nos muestre las bondades desde las que hemos de florecer.

¡Feliz día queridos amigos, feliz día queridos maestros de mi vida!

18 de agosto de 2018

Je vous embrasse. Je suis.






















Je vous embrasse, je suis...

Je suis le monde entier qui souffre,
Vos larmes sont aussi les miennes.
Mon coeur bat pour vous tous.

Quel est le prix d' une vie?
Noir ou blanc,
c'est la même chose?
Le noir dérange alors?
Reproche, 
indifférence,
jugement,
silence.
Je ne trouve pas le message
sur vos mur...
C'est étrange de vous voir si absent, 
si éloigné de la réalité des gents.

Vous savez, 
nous sommes tous frères. 
Nous dormons sous le même ciel, 
nous habitons la même planète et 
nous sommes excités 
pour les mêmes choses. 
Nous sommes tous 
mères, 
pères, 
fils.

Est-ce si difficile à comprendre?
Aujourd'hui se sont eux, 
demain ça pourrait être nous.

Avez-vous perdu la mémoire?
Et vos cœurs ont-ils cessé de battre?
 
Je suis, mon coeur vous embrasse. 
🙏

8 de agosto de 2018

Café con leche...





Compartir la huella y la herida,
palma con palma; café con leche.
Sentir que el muro no existe,
derribar prejuicios y sandeces,
sembrar puentes y nuevas cosechas,
abiertos corazón y mente.

Tu mano en la mía,
leo las líneas de tu vida,
tus caminos, los saltos,
las alegrías y tristezas,
tan mías...

Y es en el aliento,
pupila en la pupila,
donde amanece
el silencio de la vida,
la verdad de la existencia.

Entonces la música del viento,
y el agua que se enreda en lluvia,
y el canto que nace de la entraña,
del fuego y de la tierra,
y entonces,
el Amor inevitable.


Rescato este poema de "Entrelíneas", hoy tan vigente.


28 de julio de 2018

Adiós querido poeta...

RICARDO LLOPESA, Nacido en Masaya, en 1948. 

Hoy me llega la noticia del fallecimiento del escritor y especialista dariano, Ricardo LLopesa.
Recuerdo el día en que nos conocimos, fue hace unos cuantos años en una librería de Valencia. Una tarde cultural en la que fui invitada a recitar junto a otros poetas. 
Ricardo estaba sentado adelante, a un lado y muy atento. En mi turno, me acerqué al micro y tras el saludo de cortesía a los presentes, recité mis versos. Me encontré con su mirada al retirarme.
Al final del evento, se acercó a saludarme y nos presentamos. Me felicitó por mis poemas y me preguntó si tenía algún libro publicado. Me animó a hacerlo entonces.
Conectamos muy rápido, estuvimos un buen rato charlando. Como es normal, hablamos de nuestro origen americano común, de los años que llevábamos fuera de nuestra tierra, compartió sus problemas de salud. Hablamos de poesía y me pidió que le hiciera llegar algunos de mis versos con la intención de publicarlos, algo que he postergado y luego olvidado, centrándome en otros temas. Surgió el tema de Ruben Darío, conversación que le entusiasmó particularmente. Me comentó entonces brevemente sus estudios e investigaciones, que encontré muy interesantes. Alguien que se acercó y me presentó (no recuerdo su nombre), me dijo que pocos sabían tanto de Darío como Ricardo. Ese día nació un vínculo que al tiempo se transformó en cariño y respeto mutuos, sentimientos que permanecerán por siempre en mi corazón.
Podría decir de Ricardo LLopesa tantas cosas, pero podrán leerlas por ahí, en artículos, en prensa.
Diré que era un hombre inteligente que nunca perdió la humildad, un hombre de trato cordial que siempre me abrazó con su sonrisa. Para mi entender, un maestro. Me quedo con todos los momentos compartidos, con la mirada cómplice del verso vivo, con la intención y el sentmiento.
Hablamos de algunos proyectos juntos, aunque ya es tarde para eso. Se nos fue Ricardo, gran poeta y amigo con el que muchos compartimos la palabra, del que mucho hemos aprendido.
Que descanses en paz Ricardo. Mis condolencias a su familia y amigos. Mi cariño siempre.

Sobre el escritor.
Desde 1965 residía en España y desde 1967 en Valencia.
Poeta, narrador y crítico literario, Llopesa cuenta con más de veinte ediciones críticas publicadas por editoriales de prestigio, como Visor, Autral, Austral Básicos, Espasa Calpe, Planeta, Joaquín Mortiz.
Entre sus títulos figuran: Sonetos completos (Visor, 2010), Antología Personal (México, 2013), Poesías picarescas, de Quevedo (Visor, 2014).
Por igual ha publicado Poesías inéditas, Poesías desconocidas completas, Prosas profanas y Teatros, entre otras. También es autor de los ensayos Modernidad y modernismo (2000), Lectura de Azul… (2001) y El ojo del sol: ensayo sobre literatura nicaragüense (2004).
Por igual a publicado sus artículos en revistas Insula (Madrid), Cuadernos Americanos (México) y en la Revista Hispánica Moderna (Universidad de Columbia), entre otrosMiembro correspondiente de la Academia Nicaragüense de la Lengua. Fue director de la editorial Instituto de Estudios Modernistas, director de la revista “Ojuebuey”, de literatura española y centroamericana, y director de la editorial  del instituto de Estudios Modernistas, entre otras instituciones de prestigio internacional.
Su muerte representa una pérdida muy grande para los estudios darianos.



10 de junio de 2018

Mi Uruguay querido...






Bajo este sol crecí, entre el cielo y la anchura del Plata. Como uruguaya, me emociona todo lo que me recuerde a mi tierra. No sé si es patriotismo o simplemente el amor inculcado de toda una vida; sé que mi civismo está presente de la mano del sentido común. Desde esta orilla, a doce horas de pájaro, puede que idealice muchas cosas del paisito. Son tantos años de este lado, veinte ya. Sé lo que viví entonces, cómo era el Uruguay que me besó los pasos, ese lugar acogedor que tantos otros elegían para llegar a criar a sus hijos y educarlos. Atesoro en mi recuerdo, incluidos mis últimos viajes, la amabilidad latente de la gente, el abrazo fácil, los corazones abiertos, el hogar.
No opino de política porque entiendo que no me corresponde, son demasiados años fuera ignorando muchas realidades, sería de mi parte un atrevimiento. De alguna manera estoy agradecida de que no tengamos el voto consular, no sería justo. La vida transcurre en el presente y en mi presente puedo hablar de España porque estoy en contacto directo con la situación, no de Uruguay.
Hoy escucho noticias que me duelen y que revelan que la epidemia de individualismo, violencia y mediocridad también asalta los corazones de los pequeños territorios, esos que parecían a salvo de los males mayores de la globalización, de las grandes corrupciones, de la desidia, de la "evolución".

Quiero pensar que es un mal sueño, que mis compatriotas sabrán tomar buenas decisiones en pos de todos los uruguayos, que sabrán unirse y se reaccionarán a tiempo y los políticos de turno valorarán lo que siempre fuimos y nos representarán a todos como es su deber. Quiero pensar que al ser el paisito pequeño, es una oportunidad latente, una esperanza de recuperarnos, de no vendernos al diablo, de no sucumbir a la ilusoria Maya. ¡¡¡Reaccionemos uruguayos!!! Defendamos nuestros valores y recordemos las palabras de Artigas que tantas veces repetimos en el colegio,

 "La causa de los pueblos no admite la menor demora".
Y a los políticos uruguayos: "Mi autoridad emana de vosotros y ella cesa ante vuestra presencia soberana". Que tanta lucha no sea en vano.
Como dijo Aparicio:
«La patria es algo más de lo que tú supones; la patria es el poder que se hace respetar por el prestigio de sus honradeces y por la religión de las instituciones no mancilladas; la patria es el conjunto de todos los partidos en el amplio y pleno uso de sus derechos; la patria tiene que ser la dignidad arriba y el regocijo abajo». 


¡¡¡ Mi Uruguay querido, despierta !!!




6 de mayo de 2018

Madre que estás en mí...





¿Dónde encontrar el hogar si no es
en tu vientre y regazo Madre?

Siembra y riego de lluvia limpia
espejo de oportunidades
horizonte de brazos abiertos
latidos que sostienen pesares
mano como puente y camino
caricia de mirada en silencio
límites sin fronteras ni muros
risas como campanadas
bendiciones en cada esquina
loba, hada y maga, pájaro cantor
punto inevitable de encuentro
madre hija, hija madre

Creadora de universos
Raíces profundas, eslabón
Energía sanadora
Amor en expansión
Contadora de mil historias
Invulnerable Ser de Luz
Onírica presencia
Naturaleza incondicional

Verdad y Oración
Maestra de Vida y Vuelo
Creación
💗