Ciudadana del mundo, nacida en Uruguay, país pequeño de grandes corazones, rica carne y bonitas playas. Desde hace varios años transito tierras españolas, la sierra madrileña y ahora Valencia, cerca del mar. Mujer viva, dulce pero con carácter, luchadora y leal. Amante de la vida y aprendiza incansable. Luminosa en su Ser. Imagen: Salto(Uruguay)

¡¡¡ Bienvenidos corazones !!!

Si transitas este espacio, deseo que disfrutes del contenido de mi Blog y que este trocito de mi mundo nos ayude a sentirnos más cercanos y a compartir el hilo de la vida. De corazón a corazón, Patty.

Puede que a veces parezca ausente, pero aunque no veas las palabras mi esencia está allí y mi Ser te recibe con amor.

Los escritos son de mi autoría y las imágenes propias o prestadas de la red.

25 de diciembre de 2016

Hoy, expando mi luz...



Hoy es Navidad, una oportunidad de reforzar nuestro espíritu para expandir el amor durante el resto del año. No importa dónde te encuentres, tampoco las circunstancias, la fe obra el milagro para que nuestro Ser encuentre el camino a casa. En el recorrido, montando el árbol, entre villancicos y junto a la imagen del niño Jesús, recordamos nuestra verdadera esencia, nuestra razón de Ser, nuestra amorosa misión en este tránsito. De buena manera la aceptamos a sabiendas de que es un regalo, tal como la vida lo es. Tenemos el mejor de los guías, un insuperable escenario y la capacidad de nuestros corazones se multiplica en la comprensión de la unicidad. Y tú estás allí o del otro lado del océano, o simplemente a mi lado pero siempre compartiendo. Si cierro los ojos todo se disuelve fácilmente para dejarme expuesta a la única verdad del universo. No hay nada fuera de mí, te siento en mi corazón y puedo abrazar tu calor. Ato en lazos de amor tu imagen a la mía y la distancia y el tiempo desaparecen de inmediato. Así son las cosas del amor, así es compartir una misma mente, una misma conciencia. Es un camino de la mano hacia un destino común.
¿Cómo no Ser Feliz? ¿Cómo no cantar y reír y bailar sin límites con tal generoso manifiesto? Sabes, todos los días del año tiendo mi mano para acariciar la tuya y siento su tibieza, todos los días son Navidad.
Sé junto a mi la luz del mundo.

Feliz Navidad. Feliz Hanukkah.

¡Cuidado! No olvides que la magia llega para quedarse.


 
 
Por doquier la encontrarás, no dejes de estar muy atento. La mirada de la creación nos inunda sin remedio y en el compartir de estos días navideños hemos renovado ese impulso amoroso, ese aprendizaje de hermandad. ¡Son tantas las cosas que nos unen!
Por la noche nos han visitado sus ojos transparentes, su blanca barba dejaba ver su generosa sonrisa y con la alegría de su alma, el árbol de mi hogar vio renovada su luz y florecieron sus raíces en deseos para todos nosotros. Algunos se escondieron entre papeles y lazos de colores y otros penetraron nuestros corazones. A estos últimos hemos de ponerlos en un lugar especial, regarlos a diario con el compartir y la empatía. Cambia tu mirada y verás que el mundo también es luminoso, que las flores destilan mieles y las manos desean unirse en libertad. No aprisiones tu garganta y libera el amor entonando un himno universal.
Desde muy pequeña, supe que no hay nada más importante que los lazos que en libertad te atan los ventrículos, por eso te beso cada mañana y te doy las buenas noches cada día. Y estoy contigo y junto a ti más allá de cualquier circunstancia, más allá del aparente tiempo y espacio. Dios me ha ayudado a no despistarme, a cogerme de la mano cuando caminaba demasiado rápido, me ha dicho en secreto que podemos tener un cielo allí donde estemos, que no hace falta morirse ni sacrificarse, que sólo el Amor es suficiente. Jesús lo experimentó por nosotros y en su amor por sus hermanos nos brindó la oportunidad de recordar quienes somos y cual es nuestra misión. Eso sí, has de elegír. Yo lo hice, Hace mucho mucho tiempo decidí Ser Feliz. Pon tu amor en tu vida cada día y compártelo con tu prójimo.

Feliz Navidad y Plenitud para tu Vida





27 de noviembre de 2016

Con Alas...



Antes de que el silencio lo invada todo, 
antes de que el planeta deje de girar, 
me refugiaré 
en la comisura de tus labios. 
Allí, encogida para no interrumpir tu sueño, 
esperaré el justo momento 
para explorar tu boca. 
Me deslizaré suavemente por tu lengua, 
como la miel, 
sin dejar más que un rastro de dulzura. 
Luego descansaré en la curva de tu cuello 
esperando ese justo momento 
en que nuestras miradas den sentido a un nuevo día.

Sabes, son estas pequeñas cosas que hilamos a escondidas, 
el uno del otro, para sorprendernos, 
las que ponen alas a los momentos.


1 de noviembre de 2016

Agradecida




Agradecida.
Siempre agradecida 
de haber sido semilla 
y ser vientre, 
de navegar por tus olas 
cada vez que amanezco, 
de doblegar dragones 
para ir a mi encuentro. 
Rumbo y certeza, 
camino recto 
hacia un destino 
ya consagrado. 
Luz infinita
que arropa mis días
y en su regazo 
cubre mi faz de amapolas,
espanta jaurías,
desencadena sosiego
y me espera
respetando mi ritmo.
Sin condiciones
que nublen amores
abre mis ojos
y enciende mi aliento
para brisa de todos
en aparentes tempestades
y siniestras memorias.
Recordar desde la entraña
donde germinan los sueños
que toda nervadura lucha
por llevar vida en su cauce,
que tu mirada y la mía
se entralazan en arcoíris,
que amanece despacio
mientras suenan campanas
y resucitan los muertos
para abrirte las manos
y mostrarte el sendero
que conduce a tu alma.
Agradecida de solamente Ser
en el amor de reconocerme.


Otro Día de los Muertos






Llega un tiempo dedicado a los muertos. En distintos puntos cardinales, millones de personas en procesiones, ceremonias o mensajes, recuerdan a aquellos seres que han fallecido. Las floristerías, los bazares, los viveros, panaderías y chucherías celebran con entusiasmo la tradición del Día de los muertos.
Irónica Maya en la que estamos inmersos donde la tristeza y la alegría comparten causa según el lugar del prisma en el que te ubiques. Inclusive aquellos muertos abandonados durante el resto del año hoy son importantes.

La muerte crece en protagonismo, una gran fiesta comercial entorno a ella cobra vida. Y hasta los que nunca se atreven a nombrarla, estos días la tienen presente. Los disfraces de Haloween invaden los escaparates, las telarañas, calaveras y calabazas llenan los locales y casas. Ocultos tras los personajes, mayores y niños deambulan con apariencia de bruja, esqueleto, payaso diabólico, monstruo y máscaras. Más de uno canaliza su ira disimuladamente detrás de estos ropajes. El comercio y Don Dinero dirigen el cotarro.

En contraposición, en otras culturas, la muerte surje en el respeto que se merece como eslabón de la vida. Los rituales rinden homenaje al alma que descansa una vez abandona el cuerpo y las danzas tribales se suceden en contacto con la naturaleza y los elementos. Los Dioses invocados interceden ante las peticiones de paz para ese espíritu que ha partido a otra dimensión.

También son el silencio y recogimiento los elegidos para estos momentos entre aquellos que mantienen a salvo a sus muertos de cualquier publicidad.
Ellos prefieren reencontrarse en una cita interior con los amores que ya no están a su lado físicamente. Oran o hablan con ellos sin necesidad de nada más y la paz invade entonces sus corazones en esta comunión tan personal e íntima.Y el amor que es eterno, se manifiesta.

Cada cual es libre de elegir las formas en que ubicar este tan polémico contenido. Lo cierto es que la muerte, de una u otra forma, no deja a nadie indiferente.

18 de octubre de 2016

Día de la escritora



Escritora... Quizá esa mujer que decide atarse los versos a la garganta para ser voz de muchos, para exorcizar los demonios, exfoliarse las emociones o perderse en el laberinto amoroso. O aquella que nos sumerge en la maravilla de una historia que nos devora y en la que nos perdemos casi sin remedio.
Y entre versos y relatos nos reencontramos, nos expandimos y crecemos.
Gracias mujeres por ponernos alas cuando pensábamos que moriríamos con los pies en la tierra.
Vuestra generosidad nos recuerda nuestra libertad.

9 de octubre de 2016

Un nuevo día para ser feliz

 
Hoy es domingo.
Para muchos uno de los días más esperados. Para otros una ventana a percibir la soledad y melancolía.
Siempre, todo depende del cristal con que se miran las cosas y de donde decides posicionarte.
En mi caso prefiero dibujarme un domingo silencioso o musical, ese día de reflexión y descanso en el que tantas cosas cobran vida, esas a las que durante la semana el reloj nunca da paso.
Es que a veces me postergo y el domingo me reencuentro para darme un abrazo gigante, para seguir la espiral de los girasoles o sumergirme de lleno en la vida. Me tiro sin paracaídas, salto por los tejados, contemplo alucinada una mariposa, buceo durante horas sin tanque.¡Total, nací con alas!
Y lo mejor de todo es que no tengo que moverme de mi sitio para vivir grandes aventuras. 
Y vos estás aunque no te veas, estás compartiendo, respirando a mi lado la ilusión de estar vivo. Vos también estás aprendiendo a volar, a despegarte el pasado y ver la luz sin túnel, resplandeciente sin más. No hace falta mucho para reír y cantar, para asombrarte con los regalos que el universo trae en silencio o con batucada, para bailar hasta marearte y caer sentada en el pasto, para gritar la libertad por los poros y atardecer satisfecha.
No hace me falta nada, sólo estar atenta, rendida ante las maravillas de la vida, agradecida y liviana.
Y así transcurre este domingo de octubre, 
entre vuelos y verdades 
con el amor por bandera 
y la esperanza cosida al cuello.
 
 

3 de octubre de 2016

Cosiendo entre estrellas...



...,

Algunos dicen que soy noctámbula. 
Yo sólo sé que me enredo en las palabras que brotan sin remedio. 
Cosas de la pluma, de la tecla, de la inspirada musa o de Morfeo que no me seduce lo suficiente. Brotan los versos para vaciar las tripas, engrandecer el alma y desmembrar la ilusión para conectar con la única verdad posible que me permite sólo Ser.
Y ahí está la Poesía, 
tan noble,
tan voz,
tan siembra.
Otros amaneceres me han encontrado sumergida entre las páginas de un libro, como si el haberlo cerrado sin terminarlo pudiera dejarme fuera de la historia. Y bueno, cada uno tiene sus debilidades, o vicios, o manías... Estas y el amor son las mías.
No me resigno a sacarme las alas. ¿Qué sería de mí si dejara de volar? Volar de verso en verso, desde mí hacia vos.
Silenciosa voy dejando una estela de versos que quizá se asomen a tu ventana para hacerte compañía.



13 de agosto de 2016

fortaleza




En estos tiempos
más que nunca 
amo la vida y río, 
canto y amanezco. 

El Amor 
es una fortaleza 
de infinita paz.

Respiro ondo antes de abrir los ojos para que mi visión no se nuble con la ilusión; no perder de vista la verdad es esencial. En silencio es más fácil caminar descalzo y revivir las cenizas, preparar la tierra para la siembra certera y vertiginosamente comenzar la danza de la lluvia. Todo está preparado para la vida, los colores florecen suavemente con el anárquico trinar del jilguero mientras el río se conduce cristalino hacia el destino esperado.
Ten paciencia, el mundo no se ha creado en un día. Igualmente, se está destejiendo la Maya en tu mente para que asome la luz esperada y el recuerdo te invada casi sin remedio. 
Como antaño resplandecerás único y completo en tu Ser eterno para descubrir que el Amor es la única razón de tu existencia.


5 de julio de 2016

Eres Amor...



A veces perdemos de vista lo importante. 
Entonces, nos desencantamos fácilmente, nos dejamos enredar en la Maya y sucumbimos a todos los infiernos que nuestra mente se propone. Olvidamos de repente que sólo una ilusión nos rodea y el desasosiego nos envuelme casi irremediablemente.
Sin embargo el Universo en su generosidad infinita siempre nos rescata, nos alivia, nos reconduce a nuestra fuente, al reencuentro con la verdad de lo que somos.
Es sólo desde ese lugar que la visión emerge como agua clara.

Por eso, no te dejes enredar y decide ser feliz siempre en la paz de tu Ser.
Despéinate y ríe, baila y canta, amasa tu comida en la alegría del compartir, confía y sorpréndete siempre, da lo mejor de ti, abraza mucho y escucha, ama con todas tus fuerzas. Tu camino se irá trazando bajo tus pies mientras comprendes que todo está dentro de ti.


Porque el amor es nuestro estado natural. Nunca lo olvides.


 

...,

 
Cuando me sorprendes, 
giro alrededor del sol, 
cosecho todas las flores, 
te entrego mi sonrisa. 
 
Nunca supe lo que es amanecer sin ti. 
Por eso cubro de pétalos nuestro lecho cada aniversario. 
Es fácil recordarte en la fragancia que el amor desprende. 
Aunque ya no te vea mi corazón palpita a tu lado cuando me abrazas en silencio. 
 
Cuando me sorprendes, 
todo, todo, cobra sentido.
 
 

1 de febrero de 2016

Si me duermo algún día, no olvides cerrar mis ojos...



Si me duermo algún día, no olvides cerrar mis ojos.
Seguir mirando hacia dentro es mi única salvación. Sino podría perderme en la ilusión y volver al indeseado laberinto. Desaparecería la magia de la verdad y la Maya me cegaría enredándome en una nueva ilusión.
Yo siempre supe que el Cielo está aquí mismo, en el respirar de mi Ser; que mi vida ni tiene un comienzo ni un fin. Simplemente Soy en esta libertad que es mi naturaleza misma. Mi tránsito se hace liviano a pesar de los adoquines que pueda asomarse en el camino. Batiendo las alas despacio, siempre sorteo los aparentes obstáculos. Esa visión en perspectiva me anima aseguir andando, volando y siembro alegrías y madreselvas a mi paso. No te preocupes por lo que quede a mi alrededor, el equipaje necesario está siempre conmigo. Siempre que lo desee podré soñar, recordarte, abrazarte en mi corazón que te guarda con esmero. 
Celebra mi ida con alegría, haz una fiesta con todas mis almas gemelas. Solo es un viaje aparente. el Amor siempre permanece, es invulnerable y libre.
Yo sigo aquí, ahora invisible a los ojos del mundo, pero siempre podrás sentirme. 
¿Lo comprendes ahora? Entonces cariño, no olvides cerrar mis ojos.