Ciudadana del mundo, nacida en Uruguay, país pequeño de grandes corazones, rica carne y bonitas playas. Desde hace varios años transito tierras españolas, la sierra madrileña y ahora Valencia, cerca del mar. Mujer viva, dulce pero con carácter, luchadora y leal. Amante de la vida y aprendiza incansable. Luminosa en su Ser. Imagen: Salto(Uruguay)

¡¡¡ Bienvenidos corazones !!!

Si transitas este espacio, deseo que disfrutes del contenido de mi Blog y que este trocito de mi mundo nos ayude a sentirnos más cercanos y a compartir el hilo de la vida. De corazón a corazón, Patty.

Puede que a veces parezca ausente, pero aunque no veas las palabras mi esencia está allí y mi Ser te recibe con amor.

Los escritos son de mi autoría y las imágenes propias o prestadas de la red.

27 de diciembre de 2010


Devuélveme la piel
en besos de amapola

donde florezcan los días


Desnúdame
con tus pupilas
en caricias azules

Envuelve en velos
cada luna llena
en abrazos de miel

Y si la mañana
nos devuelve del sueño,
anida en ella otra vez

26 de diciembre de 2010


Suena tu voz al otro lado de este mar que nos separa sólo en distancia.
Te siento frágil porque te sé perdida en ese puente que se tambalea entre nubes que no son algodones de azúcar. Caminas sin almanaque, desnuda quizá por primera vez, ahora que el viento te sopla los días y las estaciones.
Se te perdió la Navidad y no estrenas un año nuevo.
Y, por momentos, se me entristece el segundo en impotencia. Se me caen encima todos estos días que me tienes sin ni siquiera saberlo, que te abrazo casi en un anonimato que escuece en la herida.
Me tocó el sendero del dolor en este aprendizaje que algunas veces empina su camino retando mi falta de equilibrio. Y diestra, recupero pronto la locura del amor a la vida y me aferro al hilo plateado del presente. Entonces encuentro el lado amable de tus males y de los míos y agradezco estar en mi vida conmigo y recupero la paz. Y como tú vuelvo a sorprenderme en mi inocencia no perdida sabiendo que el sol está colgado de mi cielo. Y lloro mi salvaje interior como ese río como mar y acumulo nuevas reservas de buen año.
Y pronto..., muy pronto..., te regalaré colores,
te abrazaré en silencio.

25 de diciembre de 2010

Libro "Alquimia de los Sentidos"


El día 21 de diciembre pasado celebramos a nivel íntimo el nacimiento de nuestro libro "Alquimia de Los Sentidos", editado por la editorial Hipálage.
Una Antología de poemas y relatos cortos en el que participamos varios escritores y poetas del grupo Poético-Literario A-Rimando.
Hemos disfrutado de este acontecimiento en nuestro habitual lugar de reunión y tertulia en la ciudad de Valencia, donde la alegría y el amor de un trabajo conjunto se respiró en cada momento.

Como coautora del libro les participaré de su Presentación Oficial y desde ya están invitados a asistir a la misma así como a integrar la obra a su biblioteca personal.

Encontrarán toda la información próximamente en este Blog, entre otros medios.


10 de diciembre de 2010


Llora este viernes...,
despacio
Y mis lágrimas se atropellan
en la alcantarilla
al salir de un locutorio
Y juntos
se hacen río

Y mi mano tendida
no puede parar el tiempo...,
implacable,
que te arranca las raíces
Y tu memoria se esfuma,
y se te pierden los pasos

Y mi voz ya apenas te roza

25 de noviembre de 2010


Hoy me quedé como el viento
y revoloteé todo a mi alrededor

Me desprendí las migajas,

una a una...,

y enterré el apego


Me detuve un momento...,

me envolví de libertad

23 de noviembre de 2010


Sendero de nostalgias...
La ventana abierta,
sopla la brisa
despacio

Las violetas descansan
en cuencos de barro,
dulces..., vivas...,
aunque ausentes

Entra tu perfume
aterciopelado
Te espero en mi lecho,
sin coraza

Embriagada de ti
deambulo

asida a tus labios,

colgada de tu mirada


Y me pierdo

en el mapa de tu piel

de geografía virgen,

tanteando tu sed


Y me devuelves

en colores

entre mordiscos

y caricias de fuego


Entre mareas

navegas...,

anclando tu semilla

en el jardín del amor

20 de noviembre de 2010


Son los minutos que se cuelan por entre las faldas agitadas del día. Golpetean en su prisa de alcanzar al sol en su crepúsculo.
Sin detenerme les dejo huir lejos, sin reparar en el final de la jornada.
Lleno mi canasta de sueños nuevos en los que elaborar mi futuro mientras contemplo la marea indecisa que sube y baja bañando la orilla desnuda.
Desaparecen tus huellas y las mías y se hunden los pies despacio. Recojo un caracol que me susurra al oído el secreto del mar profundo, donde los delfines saltan sus juegos entre proas que cortan el agua.
El sol me observa sentado en el horizonte, se despide suavemente regalando a mis retinas un sinfin de rojizos violáceos. Al otro lado, la mágica luna resplandece bañando de plata las olas que se apaciguan en un espejo.
Y tu figura, recortada en mi mente se aleja como aquel día de otoño de otro octubre ya gastado.
Y sólo mis pasos recuerdan la vida.
Se cae la canasta en un silencio punzante.
Se desparraman los sueños en un instante y en mi soledad me encuentro y a la vez me pierdo.
Me falta tu aliento callado en mi cuello y tus pasos junto a los míos.

17 de noviembre de 2010


Vol d' oiseau
Le soleil ouvre la porte

Je me retrouve

dans ton coeur affamé


Tu déchires les souvenirs

qui deviennent
un présent réussit,

prochain


Les âmes se troublent

Les coeurs s' embrassent

8 de noviembre de 2010


Dans ta peau
la mienne
qui refuse à te laisser
Dans mes jours
tu me regardes
de tes yeux de mer
Dans mes nuits
tu m' embrasses
soignant mon âme
C' est le chemin de l'amour
C'est le chemin à deux

7 de noviembre de 2010


Y cambian las horas
deformándose en suspiros

que entretienen
el deseo insatisfecho

Y apareces en un sueño

que toco suavemente

en la distancia,

que disfruto en silencio

23 de octubre de 2010


Arremolinado sentir
que en su cueva
descansa y muere
con los cantos del alba

Manantiales
de mares salados
que brotan
sin consuelo

Tu amor
enterrado
en los tiempos
no sabe de regreso

20 de octubre de 2010



Me explota la piel
Cada poro te respira
ansioso de tu aliento,
suave y húmedo

Me vuelo en golondrinas
que te abrazan
desde su nido de seda
entre candelas ardientes

Y tus labios...,
y los míos...,
como fresas silvestres
que se muerden

En un suspiro
me quedo,
jadeante,
abierta como una flor

19 de octubre de 2010




Hoy anidas en mi,

sin razones
Entre velos

me despierto
desnuda de recuerdos,

vestida de pasión


Sonidos agridulces
avanzan

No dejan tregua
Un abanico de espuma
retoza en la orilla
donde respiré tus besos
Es violeta la tarde
Desolada,
frágil

Mi voz grita tu ausencia
Veo mi alma
Sonríe

12 de octubre de 2010


Llueve
Los grises se acumulan
en las baldas frías
Se vacían las horas
colgadas del péndulo,
desiertas
Ya no anidan
tus miedos
en los rincones
No titubea
temblorosa
tu mano
Vestida de satén,
tus párpados
culminan su baile

9 de octubre de 2010

Aunque el océano agite sus aguas
entre las orillas de amores azules,
he tejido un puente de jazmines
que en tus 83 años florezcan

Hoy tu voz atravesó los vientos
y mi corazón te abrazó con fuerza
Hoy mi alma navega en la luz
para anclar en tu noche mi estrella

¡Feliz cumpleaños madre querida!

29 de septiembre de 2010


Rumores lejanos te siguen
Derrumban los días vividos
Alejan la barca del puerto
Deshacen los besos en silencio

Sigues escuchando los ruidos
Te envuelves en historias de otros
Conquistas ensenadas vacías
Quitas los últimos pétalos

Yo te espero
Sentada en el borde del abismo
Colgada de tus pestañas
Con el corazón abierto

12 de septiembre de 2010


Estoy segura que te estaba viendo del revés.
El problema es que no encuentro el derecho.

Vaciando soledades en la papelera me encontré contigo.
Te miré de nuevo..., seguías del mismo color.
Tenías esa expresión de presencia ausente.
Te dejé en la papelera.
Quizá el reciclaje saque lo mejor de ti.

5 de septiembre de 2010


Mentiste.
Cambiaste en un instante toda mi esperanza.
Abandonaste mis sueños por baratijas brillantes.
Pusiste un punto en mi estima y aniquilaste la calma.
Entonces, en torbellinos se despierta mi mañana y los demonios furtivos matan mis cuentos de hadas. Ya no hay angel de la guarda, ni piedad, ni hay ya palabra.
Ahora son los temores los que sobre mi se lanzan, tornándolo todo oscuro sin senderos ni baladas.
Grita mi voz callada en el ansia de creer que mi mente se confunde, que tu caricia me alcanza.
Ya no veo el horizonte y, a la deriva, mi barca vaga.
Miro tus ojos vacíos que ya no me amansan. Me revuelcan las olas de la sinrazón que avanza en un desasosiego que me apuñala el alma.
Tus labios manejan ideas que tu reflejo no acompaña. Tu voz ya no me toca y tu boca no me canta. Es como si estuviese colgada de la nada, pintada en acuarela que el sol desgasta.
Mentiste. Mentiste y se desbordaron las aguas.

Nos envolvió por un instante la magia
No es el momento para que pase algo

Quiero volverte a ver

Quiero ver tu baile entre bemoles y fusas

Chocar dos copas mirándonos a los ojos
Saborear esas delicias que me preparaste

Volar por los cielos en un sólo suspiro

Nadar en un mar de amapolas contigo

Emborracharnos de risas que explotan al alba

Escuchar tus relatos de la vida misma

Unir mis palabras a tu guitarra

Bailar un tango bajo la luna

Quiero volverte a ver

Caerme en tus labios sin darme cuenta

Tropezar con tu vida cuando ya esté en ella

2 de septiembre de 2010


Fue sólo un momento. Un momento en el que caímos al abismo.
Los truenos enfurecidos hicieron eco de los dioses. Los mares se desbordaron ensangrentando los valles. Mi corazón apuñalado no encontraba consuelo.
Tu cuerpo inerte frente a mis pupilas que te inventaban danzando entre velos. Lánguidamente bella, eternamente inmóvil. Tu mano en la mía no dibujaba ya deseos, no encontraba la caricia. Tu pelo sobre la roca caía perdiendo su brillo en bucles de otros tiempos.
Me arrastré durante horas dejando la huella de mi muerte. Una muerte que me abrazaba sin piedad en cada instante. El aire enrarecido golpeaba en mi nuca agitando las ramas.
La locura se apoderó de mi mente maltrecha ante tu presencia ausente.
Pinceladas grises cubrieron el bosque y los árboles en diálogo decadente se avalanzaron sobre mi figura.
Fue sólo un momento..., el que marcó mi vida.

31 de agosto de 2010


De pronto el corazón se me hace un puño, me sobra pecho y me falta aliento.
La distancia..., siempre la distancia manipulándome a su antojo. Los amores colgados de los puntos cardinales en la disputa de su turno. Y esa añoranza que no se entiende y esa melancolía que envuelve en telas veladas los días.
Otra vez te veré en mis sueños, o agradeceré al teléfono el eco de tu voz o apostaré a que el email no llegue tarde.
Pero este abrazo..., este abrazo que no entiende de tiempos, ni de distancias... Este que me escondió entre tus brazos de hijo de la luna y mío..., quedará aferrado a mi piel en estos días que se alargan en el ansía de no saber de tu partida, de sólo desear el reencuentro.
Como quisiera poder hacer del mundo un pañuelo y abrirlo sobre mi jardín haciendo florecer esos lugares que encierran querencias y miradas de luz.

29 de agosto de 2010


La copa de vino descansa en un bordeaux añejo como mis días esperándote. Se balancea suavemente en músicas que te baila mi corazón encendido en decadentes deseos que anida.
Son las doce, y la tierra se empapa de ese rocío que rueda también por tu piel en mi retina. Esa gota furtiva, indecente que recorre los centímetros que mis labios no pueden.
Sostengo en mi mano el vino como rodeaba tu cintura..., tus ojos clavados en los míos..., mis poros abiertos a los tuyos. Y entonces enloquezco imaginando aquellos días de loco amor que me regalaste, que tomé en el desespero de la carne y perdí en el segundo del logro. Sinrazón de deseo implacable y de almas extraviadas. Desconozco el por qué ni el cuándo y me corroe como ácido recuerdo la sensación de perderte para siempre. Sentir como volabas de mis manos en mi afán de retenerte. Separarse tu cuerpo despacio como huyendo en sigilo de un ladrón de sosiego. Y mis ojos colgados de ti, lloraban..., y te pedían perdón por no entender de tiempos, de nobleza ni de sedas. El silencio levantaba un muro infranqueable mientras tus vestiduras salvaban tu desnudez y yo me perdía en mi soledad.

Un portazo desprendió el néctar de mis manos y cayó la copa en la desdicha.
Desperté sudoroso y agitado, escapando de una historia que me dibuja y me condena mientras las mareas suben.

25 de agosto de 2010


Te sueño,
entonces existes

Dibujo tu rostro
muy cerca del mío

Pongo música a tu risa
y pinto tu labios
de rojo muy vivo

Abro la ventana,
respiro tu voz
Entonces, te siento

Cae un saco del cielo
Recoges del suelo los granos
apaleado en la lucha

Le llaman ayuda,
pero es limosna
que alarga la condena

Tierra en que aviones
lanzan muerte o comida
Qué toca hoy?

Sudando, sucio, agotado,
suplicas el agua en un cubo
vacío de esperanza

Te rindes de rodillas,
comiendo el polvo
que levanta la desdicha

15 de agosto de 2010

Por qué los ojos se secan?


Sin darme cuenta me encontré hace unos días llorando mientras miraba a lo lejos por la ventana. No entendí la razón ya que, aparentemente, no la había.

Sequé mis mejillas y retomé la tarea en la que estaba un rato antes a pesar de la melancolía que se instaló en mi.

Otro domingo en la cocina, una cebolla fue cómplice de un llanto compulsivo del que me costó salir y que me sorprendió sobremanera ya que cocinaba con alegría una cazuela de un pollo fresco al curry. Rápidamente lavé mis manos y enjuagué en el lavabo mi cara, refrescando mis ojos enrojecidos. Regresé a la olla con la compañía de Amaral que sonaba en la estancia, sobre la nevera. Me quedé algo reflexiva escuchando “Salir corriendo”.

Ayer lunes, preparaba algunos escritos para llevarme a Poesía por la tarde y me detuve a leer una carta que escribí a la vida en mi última estancia en Montevideo.

Las lágrimas, como pidiendo la vez, rodaban por mi mejilla una a una. Las sentía rodar..., tenía consciencia de su esfericidad, de su humedad.

Mi mente se detenía en cada una..., como si en cada una ellas se fuera un poco de vida. No se atropellaban, su movimiento era suave y lento.

Era una tristeza sin prisas..., casi sin tiempos..., difícil de aparcar, de acomodar, de disuadir.

Grises de acuarela sucia pintaban la atmósfera.

Entonces entendí por qué los ojos se secan.

Entonces entendí porque el alma se apaga.

14 de agosto de 2010


Son las almas que se tocan...
Electricidad que recorre el cuerpo
Distancia que desaparece en un suspiro
Aliento que exhalo sin más
Luz que me llena de pronto
Risa que brota como manantial
Caricia que me estremece
Confianza que me envuelve
Mano invisible que me guía
Estela de bienestar que dejo a mi paso
Colores que acuarelan mi día
Música que bailo desnuda
Desnudo de vestiduras de amor

7 de agosto de 2010


Y si te encuentro?
Si te encuentro, será suficiente
Nacerá como sonrisa la mañana
Y si te marchas?
Si te marchas, seguirás conmigo
Ya danzan juntas nuestras almas

1 de agosto de 2010


Son los rojos que me invaden
en arrebatos de ira
o en una loca pasión

Me desbordan en mi caudal
Me estremecen en un punto
Dejan desnudo mi latir

Son los rojos
que en puñales se acercan
o entre terciopelos me besan

28 de julio de 2010


Me dejaste con el champagne descorchado.
Se fueron con las primeras burbujas las ilusiones de una propuesta.
Se volaron los sueños.
Apareciste pintada de guerra en un altar hundido en la sinrazón.
Los votos se quedaron sin palabras. Las promesas se quedaron en la garganta.
Tiraste tus puñales dejándome inconsciente y sin sentido, como un ángel caído.
Rodó mi corazón por la alfombra, jadeante y solo.
Se detuvo antes tus pies que lo patearon.
El reloj dió la última campanada.

26 de julio de 2010


Me caigo
Me veo caer
He caído
Me hundo
Me muero

Esta vez,
no me he levantado

25 de julio de 2010


Sin sentido
pasan los días
uno a uno,
verdes, sumisos

Cae mi pupila cansada
sin imágenes frescas
hundida en la oscuridad
de una muerte lenta

Guardo tu aliento
en el afán de hacerlo mío

24 de julio de 2010


Voy descalza
Guijarros mojados
o suaves arenas
dibujan mis días

Soy huella fresca
que el mar agitado
lleva a su antojo
en un baño de sal

Soy tu voz y la mía
gritando al viento
Soy un recuerdo
que olvida una ola

19 de julio de 2010


No sos vos.
Soy yo que te hago protagonista.
Soy yo que no te dejo en el banquillo
en el afán de amarte.
Soy yo que me obligo a pensar
que aún soy importante.
No son tus mentiras.
Soy yo, que te creo.

5 de julio de 2010


Sentada en una roca,
a veces áspera, a veces suave,
navego hasta tu orilla

En mi pupila,
nadan las vivencias de tantas horas,
iluminando o apagando los colores

Y canta el tango,
y el candombe baila las calles
y tu voz repica en murga en mi mente

Y el olor a hojaldre de pastelitos
en aquel Jose Ignacio sin agua ni luz
que dió nombre al fruto del amor

Y vos que soñás conmigo
y yo que sueño con vos,
y el tiempo que no descansa

En su cauce el sur espera
y el corazón se agita o muere
en el abrazo que lanzo venciendo al océano

27 de junio de 2010


Viento lejano
que traes recuerdos
envueltos en lazos de amor

Vuelan puñales escondidos
en tus remolinos voraces
enterrándose en mi corazón

Viento de risas y llantos,
de indomables temores,
libera las rejas de mi alma

25 de junio de 2010


Son las diez.
Ahora son las once.
El reloj marca casi las doce.
Ya son las doce y media.
Me marcho.
No he tenido tiempo para amarte.

Miedos



Velos que envuelven el aire
Ruidos que enredan los sentidos
Sueños que estrechan las entrañas

Una figura etérea e indomable
me persigue en el vacío de esperanza,
me acorrala en el rincón de los días

Me obliga a enfrentarme conmigo, sin mi

11 de junio de 2010

Navega mi corazón errante
anhelado en sus caricias
apareado en la desigualdad

de unas circunstancias

que aún no me abandonan

que aún me acompañan
quizá por el deseo
quizá por el martirio
no es momento aún

de desanclar la barca

las olas ya me arrimarán
a ese puerto definitivo
donde tu voz envuelva la mía

y las raíces renueven su sabia

10 de junio de 2010

Me has dejado libre...


Me has dejado libre.

Tu maleta se ha ido contigo por la puerta.Pero el olor a ti aún permanece en el aire que respiro.

En el baño quedó tu esponja junto a la mía y, cada vez que me ducho, la sustituye, imaginándome que son tus manos que me enjabonan.

Vives conmigo en mi inconsciente y permaneces dueño de mi pasado , de mi presente.

No consigo despejar mi mente, olvidar tu voz, que susurra en mi cabeza. Es como si pisaras mis pasos, como si fueras mi sombra que me acompaña a todos lados.

Pongo en la mesa dos juegos de cubiertos y siento que bebes de mi misma copa. Entonces pierdo el apetito y reconozco que he cocinado para ti, para ti que ya no estás...

Quizá en mi interior no quería esta libertad.

Quizá la seguridad de tu amor me llevó a decir tonterías, a rozar la soberbia, … a mostrarte prescindible.

Quizá encontraba en esa actitud y en tu respuesta incondicional alimento para mi autoestima, para mi orgullo. Jugué con ello, uno y otro día.

No he valorado la dimensión de tu amor, la profundidad de tus sentimientos, de tu deseo.

A tu manera, cuidabas de mi, entibiabas mis noches..., me esperabas.

Camino por la estancia y el vacío me invade; ya no me siento independiente.

Ya no me apetece salir sola, con los amigos,... sin ti.

Ya nada llena los espacios y todo está marcado por la ausencia de ti.

El desorden de tu ropa en el armario se ha ido dando lugar a unas baldas frías que no sé cómo llenar.

Me pierdo en la cama buscándote dormida y abrazo el vacío de ti.

Ya no se si estoy cuerda o totalmente loca.

Todo eso que anhelaba aparentemente no es lo que necesito.

Me has dejado libre.

Ahora soy prisionera de tu ausencia.

9 de junio de 2010


Miro hacia el sur
y tiendo mi mano,
temblorosa y receptiva

La brisa trae palabras,
casi no se escuchan...,
pero apuñalan el corazón

Sobrevivo dignamente
mientras navego en la impotencia
de un océano que me ahoga.

4 de junio de 2010

Mi vida sin mi


Cierro los ojos y miro por la ventana de mi alma para imaginarme mi vida sin mi.

Súbitamente se me encoje el corazón de sólo pensar que no volveré a darme un abrazo cada vez que lo necesite, cada vez que lo desee. Entonces el desasosiego me invade ante el descuido en que quedará mi ser.

Quien me ayudará a levantarme cada vez que caiga al tropezar con una piedrecita de mi camino?

El arcoiris no se dibujará en mi retina y ya no anidaré en los atardeceres.

No escucharé ya mi voz en su canto casi diario de alegría y agradecimiento.

Y tu mano..., ya no podré sentirla en la mía. Y tu voz ya no susurrará palabras de amor en mi oído, ni mi piel se estremecerá con el tacto de la tuya.

Se vendarán mis sentidos y se oscurecerá el mundo. Los sonidos se ahogarán en un aljibe sin sueños ni promesas. Las aves emigrarán a lugares más acogedores y el mar detendrá el golpeteo de sus olas en las rocas de la orilla.

Mis pies ya no dejarán huella en la arena húmeda y el viento no podrá enredar mi pelo.

Y el sol..., ese sol que es vida..., ya no calentará mi cuerpo.

Entonces miro hacia atrás y veo momentos en los que no estuve presente, en los que no fui la protagonista.

Entonces, entiendo que debo aferrarme al presente con uñas y dientes y escurrir cada minuto como si fuera el último.

Entonces decido priorizarme y priorizar todo aquello que en la cordura de mi locura entiendo indispensable de ser vivido.

Entonces, abro los ojos y me marcho a descubrir mi alma al viento.

23 de mayo de 2010


Serpientes de sueños enardecidos
que abrasan la noche de luna llena

Azufre que lanzan bocas de dragones

ahuyentando las dulces melodías

Fiera salvaje que clavas hiriente

tus amarillas pupilas fijas,
ahondando el puñal en mi pecho
con palabras que no se escuchan


Sangran mis ojos en la crueldad

y mi corazón cae a pedazos

sobre el tapete, casi sin vida,

rendido a tus pies sin aliento


Diabólica mujer con poder de hiel,

te abalanzas sobre mi cuerpo inerte

para saciar tu sed de poseerme

dejándome sin alma, sin sentido


Frente a mi una pared vacía
Una mesita de noche sin portaretratos
Un vaso de agua medio vacío
Una lámpara que cuelga sin bombilla
Una sola almohada en la cama
Un estante con libros de autoayuda
Una alfombra de lana virgen
Un ropero con perchas vacías
Un escritorio de madera y la silla
La ventana abierta sin cortinas
La puerta cerrada a mis espaldas
El tintero, la pluma y el papel
Sólo me queda escribir...

Amanezco entrelazada a ti
como enredadera satisfecha

de recibir un nuevo día


Aún duermes y sonríes

a una noche de pasión

que inundó las playas del deseo


Acaricio tus fuertes brazos

que me elevaron al cielo

haciéndome tuya, haciéndote mío

Ahora nuestra pupilas se encuentran,

los corazones en su latir de fuego
nos envuelven en un nuevo juego


La noche vuelve en secreto
a tantear mi cuerpo,
me penetra lenta y suave
Me abro...,

como una flor nocturna.

22 de mayo de 2010

Cuando la distancia sea un recuerdo...


Cuando la distancia sea un recuerdo
nuestros corazones sentirán sus melodías
Tus manos y las mías entrelazarán sus dedos
en acordes de pasiones, ternuras y caricias

Cuando la distancia sea un recuerdo
tocarán los tambores evocando a los dioses,
la lluvia bañará el campo de frescor y vida
Las golondrinas anidarán por fin en el balcón

Cuando la distancia sea un recuerdo
desaparecerá la furia del océano rebelde,
la luna encantará con su magia nuestro sueño
y el amanecer nos despertará en un abrazo

Cuando la distancia sea ya un recuerdo
envueltos de pasión desbordaremos la cama,
harán el amor nuestras pupilas calladas
y la calma acariciará nuestras almas

8 de mayo de 2010


Hueles a jazmín.
Embriagadora tu presencia
entra en la estancia
y me quedo mirándote, saboreándote

Colmas mis sentidos dulcemente
despertando mi demonio escondido
entre sedas de sueños de piel

En un abrazo que me seduce,
se dan la mano nuestras almas
y el camino se ilumina de amor

Tu perfume, perfume a jazmín
Tu voz, canto de lira mágica
Tu piel, tatuada con mi deseo