Ciudadana del mundo, nacida en Uruguay, país pequeño de grandes corazones, rica carne y bonitas playas. Desde hace varios años transito tierras españolas, la sierra madrileña y ahora Valencia, cerca del mar. Mujer viva, dulce pero con carácter, luchadora y leal. Amante de la vida y aprendiza incansable. Luminosa en su Ser. Imagen: Salto(Uruguay)

¡¡¡ Bienvenidos corazones !!!

Si transitas este espacio, deseo que disfrutes del contenido de mi Blog y que este trocito de mi mundo nos ayude a sentirnos más cercanos y a compartir el hilo de la vida. De corazón a corazón, Patty.

Puede que a veces parezca ausente, pero aunque no veas las palabras mi esencia está allí y mi Ser te recibe con amor.

Los escritos son de mi autoría y las imágenes propias o prestadas de la red.

10 de junio de 2010

Me has dejado libre...


Me has dejado libre.

Tu maleta se ha ido contigo por la puerta.Pero el olor a ti aún permanece en el aire que respiro.

En el baño quedó tu esponja junto a la mía y, cada vez que me ducho, la sustituye, imaginándome que son tus manos que me enjabonan.

Vives conmigo en mi inconsciente y permaneces dueño de mi pasado , de mi presente.

No consigo despejar mi mente, olvidar tu voz, que susurra en mi cabeza. Es como si pisaras mis pasos, como si fueras mi sombra que me acompaña a todos lados.

Pongo en la mesa dos juegos de cubiertos y siento que bebes de mi misma copa. Entonces pierdo el apetito y reconozco que he cocinado para ti, para ti que ya no estás...

Quizá en mi interior no quería esta libertad.

Quizá la seguridad de tu amor me llevó a decir tonterías, a rozar la soberbia, … a mostrarte prescindible.

Quizá encontraba en esa actitud y en tu respuesta incondicional alimento para mi autoestima, para mi orgullo. Jugué con ello, uno y otro día.

No he valorado la dimensión de tu amor, la profundidad de tus sentimientos, de tu deseo.

A tu manera, cuidabas de mi, entibiabas mis noches..., me esperabas.

Camino por la estancia y el vacío me invade; ya no me siento independiente.

Ya no me apetece salir sola, con los amigos,... sin ti.

Ya nada llena los espacios y todo está marcado por la ausencia de ti.

El desorden de tu ropa en el armario se ha ido dando lugar a unas baldas frías que no sé cómo llenar.

Me pierdo en la cama buscándote dormida y abrazo el vacío de ti.

Ya no se si estoy cuerda o totalmente loca.

Todo eso que anhelaba aparentemente no es lo que necesito.

Me has dejado libre.

Ahora soy prisionera de tu ausencia.

2 comentarios:

Virginia Mataix dijo...

Pido permiso para poner este poema en mi blog con tu nombre, claro está.
Virginia

Patricia dijo...

Lo tienes Virginia. Un abrazo. Patricia