¡¡¡ Bienvenidos corazones !!!

Deseo que disfrutes del contenido de este espacio, toma con cuidado sus curvas, atiende los silencios, respira profundamente y siente. Ojalá que este trocito de mi mundo nos ayude a acercarnos y así compartir el hilo de la vida. De corazón a corazón, Patty.

Puede que a veces parezca ausente, pero aunque no veas las palabras mi esencia está allí y mi Ser te recibe con Amor.

Los escritos son de mi autoría y las imágenes propias o prestadas de la red.

28 de julio de 2010


Me dejaste con el champagne descorchado.
Se fueron con las primeras burbujas las ilusiones de una propuesta.
Se volaron los sueños.
Apareciste pintada de guerra en un altar hundido en la sinrazón.
Los votos se quedaron sin palabras. Las promesas se quedaron en la garganta.
Tiraste tus puñales dejándome inconsciente y sin sentido, como un ángel caído.
Rodó mi corazón por la alfombra, jadeante y solo.
Se detuvo antes tus pies que lo patearon.
El reloj dió la última campanada.

26 de julio de 2010


Me caigo
Me veo caer
He caído
Me hundo
Me muero

Esta vez,
no me he levantado

25 de julio de 2010


Sin sentido
pasan los días
uno a uno,
verdes, sumisos

Cae mi pupila cansada
sin imágenes frescas
hundida en la oscuridad
de una muerte lenta

Guardo tu aliento
en el afán de hacerlo mío

24 de julio de 2010


Voy descalza
Guijarros mojados
o suaves arenas
dibujan mis días

Soy huella fresca
que el mar agitado
lleva a su antojo
en un baño de sal

Soy tu voz y la mía
gritando al viento
Soy un recuerdo
que olvida una ola

19 de julio de 2010


No sos vos.
Soy yo que te hago protagonista.
Soy yo que no te dejo en el banquillo
en el afán de amarte.
Soy yo que me obligo a pensar
que aún soy importante.
No son tus mentiras.
Soy yo, que te creo.

5 de julio de 2010


Sentada en una roca,
a veces áspera, a veces suave,
navego hasta tu orilla

En mi pupila,
nadan las vivencias de tantas horas,
iluminando o apagando los colores

Y canta el tango,
y el candombe baila las calles
y tu voz repica en murga en mi mente

Y el olor a hojaldre de pastelitos
en aquel Jose Ignacio sin agua ni luz
que dió nombre al fruto del amor

Y vos que soñás conmigo
y yo que sueño con vos,
y el tiempo que no descansa

En su cauce el sur espera
y el corazón se agita o muere
en el abrazo que lanzo venciendo al océano