¡¡¡ Bienvenidos corazones !!!

Deseo que disfrutes del contenido de este espacio, toma con cuidado sus curvas, atiende los silencios, respira profundamente y siente. Ojalá que este trocito de mi mundo nos ayude a acercarnos y así compartir el hilo de la vida. De corazón a corazón, Patty.

Puede que a veces parezca ausente, pero aunque no veas las palabras mi esencia está allí y mi Ser te recibe con Amor.

Los escritos son de mi autoría y las imágenes propias o prestadas de la red.

20 de septiembre de 2011

No me escucho.

Sostienes mi garganta con firmeza, escurriendo las palabras, quitando el eco a mi voz. Cuestionas mis sueños y desafías mi razón llevándome al borde de la locura de pentagrama vacío de notas.

A toda velocidad viajo por un túnel sin fin que acaba en un grito vacío.

Y mis cuerdas flojas se atemorizan con la idea de morir en el silencio.

Silencio llano, recto..., donde las curvas se enderezaron para reprimir el aliento..., donde los pensamientos chocan machucando su sentido.

Silencio gris de imposición concedida tras largos tiempos de no ser escuchada..., de navegar palabras de otros y convocar diablos en sueños.

Si..., Diablo de mirada enrevesada y morboso criterio..., a quien hoy le daría en bandeja gran parte de mi tiempo..., por devolverme colores con que pintar hoy mi lienzo, por quitarme este cansancio que se instaló en mi pecho.

Diablo que roba el momento y con alas de ángel traicionero disfrazado, ríe en mi encuentro..., diabólico ser que me sostiene en vilo.

Y con la vida en la palma, desnuda en el recuerdo..., desdoblada en dos mundos que en mis sábanas pelean..., se me destroza el cuerpo en dos caras de miedos. Vuela la libertad a otro mundo, se arrastra mi alma suplicando me devuelvas el sosiego..., camina hoy algo errante sabiéndose en un desierto.

Conciencia desmedida, reflexión añadida a mi enorme trascendencia que hoy dona su cerebro en envidia de otro nuevo..., uno simple, acomodado a estos nuevos tiempos, acompañando los vientos, tirando la primer piedra..., tocando la irresponsabilidad ajena, sin empatías ni entereza...

Pero qué digo...Dios mío, ..., si doblaría la tierra por sembrarla de hojas tiernas..., apagaría tu llanto cuando la lluvia te envuelva y por mis niños despiertos navegaría los mares de todo este hemisferio en un minuto siquiera..., y , sin embargo dormida en esta tristeza vieja, a manotones empujo este dolor que me ciega, que cubre con su hojarasca mi voz que aún no me llega.

Universo, hoy te pido..., me concedas una tregua.

2 comentarios:

ShiroDani dijo...

Bien sabe dios —el que sea— que la misma petición le pido, a sabiendas de que no existe —por lo menos en mi universo— pero de ser así, le reclamaría, por ti, principalmente, y por todos los que como tú, sufren desamparos.
Si Dios existiese, si nuestro universo tuviese sentimiento, ante tan hermosa petición, ante este rezo tan sentido, no podría dejarte sin atención.
Tan dulce, tan dulce, como tu.
Un abrazote

Patricia dijo...

Espero escucharme en mi Universo interior, donde dios está dibujado en las líneas de mi mano.
Tus palabras que siempre me dicen que estás aquí, a mi lado.
Un abrazote.